14 Deliciosas recetas de comida italiana que no son pasta

Hay otras sabrosuras en esta gastronomía que puedes preparar en casa.

1. Risotto con hongos, o como diría un italiano: risotto ai funghi.

rissoto-con-hongos

 

La base de todo risotto es el arroz y el queso, a eso generalmente se le incorporan diferentes alimentos. En esta receta en particular los ingredientes estrellas son los hongos o setas, también te recomendamos tener a la mano vino blanco, para mejorar la experiencia culinaria en un 100%. Los pasos para su preparación los encuentras aquí.

2. Ensalada caprese servida en una torre de puro sabor.

ensalada-caprese

Tomate, queso mozzarella, hojas frescas de albahaca, aceite de oliva, sal y pimienta son los ingredientes principales de una clásica ensalada caprese. Ahora, si te quieres poner exigente (al fin de cuentas tu paladar lo merece), puedes preparar una salsa pesto y boom, tendrás una explosión de sabor asegurada. Los pasos están por acá.

3. Frittata, similar a una clásica tortilla española, pero con sabor italiano.

frittata

 

La frittata se trata de una gustosa receta italiana a base de huevo, muy parecida al omelette o tortilla, pero con la diferencia de que a esta no se le da la vuelta en el sartén, sino que se cocina a fuego lento. Su preparación es súper flexible porque depende de los ingredientes que cada quien le quiera echar, sin embargo, se recomienda no prescindir de las hierbas aromáticas, ni del queso (si se usa pecorino, mucho mejor). Aquí tienes una divina receta.

4. Carpaccio de carne, elegante, fácil y divino.

carpaccio-de-salmón

El carpaccio es un plato que nació en Venecia, el cual consiste en finas rebanadas de carne bañadas en aceite de oliva extra virgen y, opcionalmente, jugo de limón. Al servirlo se adereza con pimienta, queso parmesano, alcaparras y una sencilla ensalada de berro (también opcional, pero 100% recomendada). No busques más y visita la receta aquí.

6. Straciatella, una sopita de huevo típica italiana.

straciatella

Si eres amante de la cocina italiana, probablemente el nombre “straciatella” te lleve directo a un sabor de gelato (uno con muchos pedacitos de chocolate), y estás en lo cierto, pues este helado se origina a su vez de una sopa a base de huevo que es muy popular en Roma. Hablemos de la sopa straciatella, un plato reconfortante que en 15 minutos ya puedes tener lista para comer, no exageramos, compruébalo siguiendo esta recetita.

7. Panna cotta, un postre italiano por excelencia.

Panna-cotta

Quienes saben que en Italia no todo es pasta y pizza, también están conscientes de su maravilloso abanico gastronómico en materia de postres. La panna cotta es nata cocida, y, en el caso de esta receta, se le agrega queso mascarpone (o queso crema, si no tienes), azúcar y gelatina. Además, se acompaña con frambuesas o la mermelada de tu preferencia. Llénate de dulzura con esta preparación.

8. Crostata, en una versión salada y súper sabrosa.

crostata

 

La crostata es, por lo general, una tarta italiana que se come en el postre y viene rellena de frutas y/o mermelada. Ahora bien, para aquellos que buscan una versión más adulta, está este pastelito relleno de espinaca y queso ricotta. La preparación no es la más fácil del mundo, pero valdrá la pena esmerarse. Los pasos están por aquí.

 

9. Una deliciosa focaccia con tomate y aceitunas, el aperitivo ganador.

focaccia-con-tomate-y-aceitunas

La focaccia es un pan italiano, con una textura muy similar a la pizza, y generalmente la comemos mojándola en aceite de oliva. Aunque es muy común prepararla solo con la harina y una que otra especia, esta receta trae secretitos que le dan aún más sabor a cada bocado. La preparación la encuentras aquí.

10. Poderosas albóndigas de berenjena y queso.

albóndigas-de-berenjena-y-queso

Su nombre en italiano es polpette di melanzane, se trata de albóndigas sin carne, pero con mucho sabor. Se le pueden incorporar otros vegetales, y es posible cocinarlas tanto fritas, como al horno, todo es cuestión de gusto. Aquí te enseñamos la receta.

11. Salmón en una cremosa cama de calabacín.

salmón-en-una-cremosa-cama-de-calabacín

Esta es una receta con esencia italiana porque se trata de un jugoso salmón, servido en una cama del popular zucchini, o calabacín, cortado en una forma que simulan tallarines. La salsa del zucchini es a base de aguacate y yogurt griego, o sea, todo muy natural, muy fitness. La receta a esta maravilla está aquí.

12. Prepara esta inolvidable saltimbocca alla romana.

saltimbocca-alla-romana

Este plato italiano lleva doble proteína, pues se prepara con carne de ternera, que va enrollada en jamón serrano. Sin embargo, lo característico de la receta es que lleva salvia, un condimento que generalmente no usamos en la cocina latinoamericana, pero que vale la pena probar por aquí.

13. Un di-vi-no helado de dulce de leche.

helado-de-dulce-de-leche

El blog de Los Tragaldabas nos regala un poco de historia del helado, remontando sus orígenes a la época de Alejandro Magno, cuando se enterraban en la nieve vasijas con frutas y miel, las cuales luego se comían heladas. Actualmente hay formas más tecnológicas de hacer este postre, pero nada le gana a un cono casero que puedes preparar con solo tres ingredientes, como te enseñan aquí.

14. Sorpréndelos a todos en casa preparando una pizza carbonara.

pizza-carbonara

La pizza, ese regalo de Italia para la humanidad, estamos acostumbrados a pedirla a domicilio o comerla en restaurantes… muy rara vez nos atrevemos a prender el horno y a prepararla en casa. Cambiemos esa costumbre con esta receta que no solo es sencillita, sino sabrosísima.

 

 

 

Deja un comentario

Call Now Button